Estética Facial

HIGIENE FACIAL (Limpieza de cutis)

Con este tratamiento conseguimos eliminar las células muertas de la superficie del cutis.

Recomendada cada 4-6 meses (dependiendo del tipo de piel), y perviamente a cualquier tratamiento facial.

 

TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS

Dependiendo del tipo de piel podemos mejorar su aspecto con mayor hidratación, nutrición o iluminación.

Con parafina, parfango, vitaminas, mascarillas y mesoterapia virtual.

PERMANENTE DE PESTAÑAS

El objetivo de la permanente de pestañas es conseguir una variación de la forma de la pestaña para posteriormente fijarla en la forma deseada.

TINTE DE CEJAS Y PESTAÑAS

Los tintes son cosméticos que modifican la coloración del pelo. El tinte de cejas se recomienda utilizar para dar más expresión a la mirada y aumentar el grosor en cejas finas. El tinte de pestañas te ofrece la ventaja de no tener que utilizar máscara de pestañas diariamente.

DEPILACIÓN

En función de la zona que deseemos depilar se utilizan métodos distintas. En el labio superior utilizamos la cera y en las cejas la depilación es con pinzas.

MICROPIGMENTACIÓN

La micropigmentación  es una técnica de maquillaje permanentemente utilizada para mejorar la estética de hombres y mujeres. Tiene como objetivo corregir, embellecer, equilibrar y armonizar zonas faciales (cejas, labios, párpados etc.) o zonas corporales (areolas mamarias, cuero cabelludo, cicatrices, etc.), depositando pigmentos biocompatibles con la piel a nivel epidérmico.

La técnica denominada Micropigmentación fue creada por un grupo de cirujanos plásticos estadounidenses, que necesitaban reconstruir cicatrices quirúrgicas, disimular manchas, y como añadido, embellecer a las mujeres de una forma permanente.

Hoy en día, las técnicas y aparatología existentes hacen que este tratamiento sea mucho más rápido y menos doloroso.

DEPILACIÓN ELÉCTRICA

La depilación eléctrica es la única técnica a la que podemos considerar como depilación definitiva, ya que elimina cualquier tipo de vello con independencia de su color o grosor. Se realiza en varias sesiones y  el pelo desaparece de forma progresiva.

Consiste en la canalización del folículo piloso con una aguja muy fina, del grosor del pelo, llegando hasta el fondo del folículo. Una vez introducida la aguja se aplica una corriente, que puede ser galvánica o alta frecuencia o combinación de las dos, que destruirá las células germinativas del folículo, por lo que este pierde su capacidad de regeneración.

 

INDICACIONES

  • Cuando el pelo es rubio, pelirrojo, en las canas y en el vello superficial. Esta técnica esta especialmente indicada para aquellas personas pelirrojas o que poseen el vello blanco o rubio que no pueden eliminarse con la depilación láser, y gracias al tratamiento de la depilación eléctrica las personas de estas características encontrarán una depilación definitiva.
  • Si se está tomando de forma continuada medicamentos que puedan dar reacciones de fotosensibilidad. No  produce ningún tipo de mancha sobre nuestra piel, debido a que no existe alteración de la melanina.
  • Después de los tratamientos con fotodepilación, puede quedar vello residual, donde será necesaria la depilación eléctrica si se desea conseguir una depilación total.
  • En zonas dependientes de producir pelo por estímulos hormonales, como son barbilla, perfiles de la cara, escote, línea alba, brazos, son tratamientos principalmente de depilación eléctrica, aunque en algunas ocasiones lo más conveniente será combinar los tratamientos empezando por unas sesiones de láser, para luego terminar con depilación eléctrica, siendo fundamental valorar bien el pelo a tratar.

ZONAS QUE SE PUEDEN TRATAR

Se puede tratar cualquier zona del cuerpo y cualquier tipo de pelo:

  • Facial; labio superior, cejas, patillas, barbilla, cuello, nuca, frente, pómulos, orejas, nariz
  • Corporal; piernas, ingles, axilas, línea alba, areolas mamarias, brazos, manos, pecho, espalda.